Sponsor Sponsor Sponsor
RoundUp Ready Plus

Novedades

Roundup se consolida como líder del mercado, con diferentes opciones

25/02/2019


En el contexto del crecimiento del problema de las malezas resistentes, el glifosato siguen siendo gran parte de la solución, ya que controla a más de 300 especies de malezas. En una encuesta realizada en Río Cuarto, Córdoba, los productores destacaron que usan la misma cantidad o más que hace algunos años. Pero cambiaron sus hábitos de uso y compra, describe Noelia Cochón, gerente de Marketing de Roundup.

“Antes era la única herramienta y ahora es la más importante, pero no la única”, arranca. En cuanto a los hábitos de consumo, explica que el productor compraba entre septiembre y noviembre para tener en stock, “pero en los últimos tiempos vemos que compra cuando lo necesita, tomando la decisión más sobre la época de siembra”. 

 

Cochón destaca que el glifosato sigue siendo la principal herramienta para controlar a las malezas, aunque no la única.

 

Está claro que hay otras alternativas de control que se suman al glifosato, como los cultivos de cobertura y otros herbicidas para las malezas resistentes, agrega la especialista. De todas formas, hay una cosa que no cambia: en la mayoría de los casos, el glifosato está presente en la mezcla en los tanques de pulverizadoras.

Otra cosa que no cambia es que la marca Roundup es la más elegida por los agricultores argentinos, con una participación de mercado del 34%, muy lejos de la que le sigue en el mercado, que tiene 11% de participación.

Está claro que los productores buscan eficiencia: en los productos, en las aplicaciones y en el gasto. Y Roundup es la solución.

“En el mercado argentino, la marca Roundup es la oferta premium para los productores. Con Roundup Full II (líquido) y ControlMax (granulado) somos líderes por la calidad del producto, disponibilidad de entrega inmediata y único con garantía total”, dice Cochón.

Agrega que se trata de productos banda verde y que se producen en la planta que la compañía tiene en Zárate. “Con nuestra logística hacemos la entrega en el campo del productor y la disponibilidad es inmediata, porque siempre hay stock en nuestros centros de servicio”, precisa.

 

En lo que se refiere a los diferenciales de los productos, Roundup Full II tiene concentración de ácido al 54% y un surfactante de última generación que le permite penetrar en las malezas. Por su parte, Roundup también tiene el primer glifosato granulado en el mercado argentino, ControlMax, cuyo contenido de ácido es 72%. 

Los productores están cambiando sus hábitos históricos de consumo, pero continúan eligiendo los productos de calidad

Ambos son los únicos que se absorben en 4 horas, mientras que otros productos lo hacen en un plazo de entre 6 y 8 horas.

 

Cochón explica que “ControlMax se elabora con la misma tecnología y calidad que el líquido y viene en una caja que se puede reciclar fácilmente, lo cual evita tener que resolver qué hacer con los bidones, que deberán ser entregados obligatoriamente en centros de reciclado cuando próximamente entre en vigencia la nueva ley de manejo de envases de fitosanitarios”.

Otro punto destacado de este glifosato es que, al sur granulado, presenta una menor exposición para el aplicador. “Y en cuestiones logísticas es, además, un producto fácil de apilar”, agrega Cochón.

Más allá de las ventajas del producto o logísticas, hay muchas atractivas opciones financieras para adquirir cualquiera de los productos de Roundup.

Cochón detalla que financian “entre 30% y 40% de las ventas con líneas de crédito propias, que pueden ser con canje de granos en el momento de compra o incluso a cosecha. En esta última modalidad tenemos promociones con tasas de interés bonificadas”.

Otras alternativas -comenta la gerenta- pasan por ofrecer sobreprecios por los granos en momento especiales de campañam en los cuales llegamos a ofrecer de 10 a 25 dólares más por tonelada, “Hoy, tenemos vigente esto, con 15 dólares para el caso de soja y 25 para el de maíz. Así, los canjes son más beneficiosos y terminan implicando un descuento sobre el producto al que el cliente compra”, afirma Cochón.

 

Por supuesto, también existen las clásicas alternativas financieras en pesos de las tarjetas de crédito de agro de los bancos. “Tenemos el portfolio de tarjeta de crédito más amplio del mercado”, precisa. Y específicamente con el Banco Supervielle ofrecen una operatoria de descuento de cheques en campaña que le permite al productor acceder a una tasa con varios puntos bonificados sobre la de mercado.

 

Finalmente, y aunque hay más opciones, Cochón destaca que “en dólares ofrecemos muy buenos acuerdos con los bancos mediante la utilización de forwards, incluso a tasa cero”.

Otra alternativa para acceder a Roundup es el pack compuesto por el herbicida Guardian, semillas DEKALB y ControlMax, a un precio muy competitivo.

“Tuvo gran aceptación y por ese éxito seguramente este año vamos a tener nuevamente una promoción muy conveniente para los productores”, finalizó Cochón.