Sponsor Sponsor Sponsor
RoundUp Ready Plus

Novedades

Para el barbecho que ya se viene, es clave elegir el mejor glifosato

10/04/2019


 

En estos momentos, en los que muchos deciden cómo hacer los barbechos, hay que tomar buenas decisiones. Ya sean largos o cortos, el glifosato debe formar parte de la estrategia. Germán Ferrari, del equipo de Desarrollo de Bayer, explica por qué Roundup Full II o ControlMax tienen la mejor performance en el control de las malezas.

La recta final de la cosecha es ideal para ir pensando en el barbecho, que servirá de base para el manejo de las malezas del próximo cultivo. Germán Ferrari, del equipo de Desarrollo de Bayer Argentina, considera que “este es un momento clave porque, en muchos campos, una vez que se desocupan, hay una oportunidad excelente para hacer un buen manejo de malezas”.

Después de la cosecha, en los lotes se pueden encontrar malezas de verano que se deben terminar de controlar y especies de invierno que comienzan a emerger. Por eso, Ferrari aconseja lo siguiente: “trillar, dejar que el residuo de la cosecha se acomode en el suelo y empezar a pensar en los herbicidas que controlen esas malezas”. 

La elección de los productos a aplicar debe ser acorde con los cultivos que ocupen el lote.

En el caso de un tratamiento herbicida pensando en hacer luego un cereal de invierno o cultivo de cobertura, Ferrari dice que en primer lugar “se debe secar lo que haya en el lote aplicando Paraquat o glifosato y 2,4-D, que son los más utilizados, siempre según el nivel de problemática que tengan las malezas en ese momento”.

La segunda parte del tratamiento difiere si se sembrará un cereal de invierno o un cultivo de cobertura. “En el mercado hay herbicidas selectivos que se adaptan en cada caso”, precisa el experto.

Si en el lote no se hará nada hasta el cultivo de verano, en la primavera “se tendrán que usar herbicidas residuales de mayor espectro de control y mejor residualidad en el suelo”, aconsejó.

Para esa estrategia, se puede aplicar glifosato con 2,4-D o Paraquat. El herbicida residual debe tener una acción de mayor duración y no ser selectivo para cultivo de invierno, como metsulfurón o sulfometurón y clorimurón (Ligate), entre otros recomendados para el barbecho largo.

“El barbecho largo nunca se hace sin glifosato -apunta el especialista de Roundup-. Un herbicida hormonal con glifosato (aunque haya alguna maleza resistente) aumenta su eficacia y, por supuesto, controla todas aquellas que son susceptibles a éste”.

Ferrari sostiene que “el valor del glifosato sigue vigente; si bien las malezas resistentes a este herbicida tiene que ser controladas con otros productos, el aporte de glifosato, en el resto de las especies de la comunidad de malezas, es muy importante”.

Queda claro, entonces, que el glifosato es la base de los tratamientos de barbecho químico y que el criterio de selección de los productos complementarios a aplicar es fundamental para asegurar el éxito del tratamiento y minimizar la presión de malezas a la salida del invierno. “Los fracasos en este momento impactan en los costos de los tratamientos de pre siembra”, precisa Ferrari.

“Cualquier glifosato, en una condición adversa de aplicación, podría tener una falla en su acción. El estrés hídrico de las malezas, el residuo sobre las hojas y la lluvia post aplicación son factores bastante frecuentes que afectan en gran medida la performance del glifosato”, explica.

El experto agrega que “con Roundup se asegura la entrada de la cantidad adecuada de principio activo que genere buenos controles de las malezas aún en condiciones adversas como las antes mencionadas".

¿Cuál es la diferencia que hace a este producto más eficaz que sus competidores? “El surfactante es el facilitador de la entrada del glifosato en la maleza, y Roundup Full II o ControlMax tienen la mayor concentración de surfactante por gramo de principio activo en el mercado”, responde Ferrari.

“Además de eso, Roundup es el único glifosato que cuenta con garantía de producto y de aplicación, lo cual es un beneficio muy importante sobre todo en los trabajos de barbecho químico largo, en los que las condiciones adversas son muy frecuentes”, concluye el especialista.