Sponsor Sponsor Sponsor
RoundUp Ready Plus

Novedades

Malezas: consejos de manejo para tener un sistema bien eficiente y sustentable

06/03/2019


 

Las resistentes pasaron de ser una amenaza a una realidad en los lotes argentinos. Hoy ya hay 36 biotipos de 20 especies que resisten a diferentes herbicidas. Andrés Abello, Líder Técnico de Proyectos de Protección de Cultivos para Sudamérica, te cuenta qué prácticas se pueden implementar en el campo para disminuir el impacto negativo de este problema. 

En las últimas décadas se produjeron grandes mejoras en la productividad de los cultivos, de la mano del avance en el desarrollo en la biotecnología de semillas y la maquinaria agrícola, entre otros motivos. En ese contexto, la soja RR marcó un antes y un después en la forma de hacer agricultura, pero también fueron apareciendo nuevos problemas.

En el 2005 se reportó la primera maleza resistente a glifosato en la Argentina, el sorgo de Alepo, pero en 2019 ya se cuentan 36 biotipos de 20 especies resistentes a diferentes tipos de herbicidas. Las más importantes en los lotes argentinos son yuyo colorado, capín, pata de ganso, sorgo de alepo, raigrás y rama negra. Por poner un ejemplo, la presencia de yuyo colorado puede generar pérdidas en los cultivos por encima del 60%.

Abello, en un lote de soja. Destaca la importancia central que tiene hacer un monitoreo frecuente y eficiente de los lotes.
 

Según Andrés Abello, Líder Técnico de Proyectos de Protección de Cultivos para Sudamérica, la problemática “está impactando en los costos. Antes el cultivo se manejaba solo con gilfosato y ahora hay que usar herbicidas residuales selectivos, algunos con espectro más amplio o acotado, con múltiples intervenciones antes de la siembra y durante el período del cultivo”.

El experto agrega que “en algunos casos se ha triplicado el costo del tratamiento. Con yuyo colorado se habla de unos 140 dólares por hectárea para tener un control razonable”.

Como ejemplo de estrategia, en este caso contra el yuyo colorado, Abello propone lo siguiente para controlar las primeras camadas de la maleza: “implantar centeno como cultivo de cobertura y sembrar más tarde la soja. Además, se deben utilizar herbicidas residuales basados en mecanismos de acciones eficaces y complementarios, como Flumyzin y Harness (acetoclor 90%)”.

El yuyo colorado es una de las malezas más difundidas en Argentina. Puede causar pérdidas de más del 60% en algunos lotes.
 

Harness forma parte del portfolio de herbicidas de la compañía y es el producto más adecuado para la pre siembra y pre emergencia de soja.

Agrega que más adelante “habrá que monitorear el cultivo para decidir la aplicación de un postemergente”. Con esa estrategia, confía en que habrá menos aporte de semillas de yuyo colorado al banco del suelo.

Si luego se continúa con una rotación pensando en maíz y utilizando herbicidas con otros mecanismos de acción y eficaces, “el sistema se encauzará en una situación más fácil de manejar y sustentable”, asegura Abello.

En la búsqueda de eficacia para dominar a las malezas, el especialista comenta que Roundup Full II y ControlMax se destacan “por su velocidad y contundencia de control sobre una gran cantidad de malezas”.

Precisa que “comparado con otros en el mercado, tiene buena performance en condiciones adversas como lluvias o estrés por altas y bajas temperaturas, por ejemplo. Pensando en un cultivo o barbecho, hay una sola oportunidad para tener control y si eso falla genera costos elevados para tratar de solucionarlos”.

Como concepto general, Abello indica que “las prácticas de manejo básicas son respetar las dosis de marbete, complementar con otras tácticas químicas y no químicas y mezclar y rotar mecanismos de acción, tratando de evitar múltiples aplicaciones del mismo modo de acción en el mismo año”.

Agrega que, de esta forma, “se pueden complementar preemergentes y postemergentes, variando las fechas de siembra si fuera necesario, y por supuesto que hay que monitorear muy seriamente los lotes”.

El especialista concluye que “en la medida en que utilicemos todas las estrategias que conocemos y sabemos que son eficaces para no depender de una sola, vamos a ayudar a aumentar la productividad a nivel país y a generar mayor sustentabilidad en nuestros sistemas agrícolas”.