Sponsor Sponsor Sponsor
RoundUp Ready Plus

Novedades

El impacto de las malezas en el rendimiento

16/07/2018


Las malezas afectan a los cultivos -y su rendimiento- durante todo el ciclo de la campaña. Conocé qué tipo de interacciones cultivo-maleza existen y cuál es la mejor manera de proteger las plantas de maíz y soja.
 
Al momento de pensar en proteger a los cultivos de las malezas es fundamental entender la relación entre ambos. La competencia es la interacción más frecuente que ocurre entre ellos; sin embargo, no es la única: la alelopatía o el consumo de agua y nutrientes durante el barbecho son otras de las maneras en las que el rendimiento puede verse afectado debido a las malezas. 
 
¿Qué es la competencia? 
 
Se trata de un proceso a través del cual las plantas compiten por recursos tales como agua, luz y nutrientes para satisfacer sus requerimientos de supervivencia, crecimiento o capacidad reproductiva. 
 
¿Qué sucede durante el barbecho?
 
 Durante este periodo, las malezas consumen los recursos del suelo (agua y nutrientes) y modifican la oferta de estos para el próximo cultivo. 
Otro punto relevante es que, durante el barbecho, las malezas crecen sin competencia y su tasa reproductiva suele ser alta, aumentando la cantidad de semillas que permanecen en el lote. Como consecuencia, es probable que, durante el ciclo del cultivo o el siguiente, el porcentaje de plántulas emergidas sea mayor. 
 
Podemos decir que existen varios factores que afectan la interacción cultivo maleza, por ejemplo, la estructura y las características del cultivo pueden influir directamente en la cantidad de recursos que captura y la eficiencia con la que son utilizados. Esto tiene implicancias en las decisiones de manejo y control, ya que un buen cultivo puede ser una excelente herramienta de manejo de malezas.
 
La fecha de siembra, por su parte modifica la eficiencia de captura y utilización de los recursos del ambiente y, entonces, puede afectar marcadamente la relación competitiva entre el cultivo y sus malezas.
 
 
 

EL DAÑO DE LAS MALEZAS A LOS CULTIVOS VARÍA
A LO LARGO DEL CICLO AGRÍCO

- Durante el barbecho: consumen agua y nutrientes que no estarán disponibles para el cultivo.

- Durante la siembra: consumen agua, nutrientes y luz solar.

- En la madurez fisiológica: dificultan la pérdida de humedad del producto cosechable retrasando y dificultando la cosecha.

- En la cosechar: educen la calidad comercial del producto cosechado.

 
 
 
 
¿Cómo proteger a los cultivos? 
 
Dentro del ciclo de vida, el estado de plántula es el más vulnerable debido a la elevada tasa de mortalidad que usualmente presenta la población durante este período. Por esto, la aplicación de métodos de control de malezas -mecánicos o químicos- son más eficientes en este momento. Conocer la manera en la que interactúan las malezas con los cultivos en todo el ciclo, saber de qué manera puede afectarlos y poder tomar decisiones de protección a tiempo, son clave al momento de garantizar el rendimiento y éxito de una campaña.