Sponsor Sponsor Sponsor
RoundUp Ready Plus

Novedades

Descubrí cómo hacer la mezcla y la limpieza del tanque

26/07/2018


En esta nota te contamos cuál es la manera correcta de hacer la mezcla en el tanque y cómo hacer una buena limpieza al terminar con la aplicación.

A la hora de agregar los materiales para mezclar en el tanque, es importante seguir un orden determinado y no ponerlos al azar. En líneas generales, primero deben incorporarse aquellas formulaciones menos solubles en agua o más complejas.
 
1) Agregá agua limpia al tanque hasta llenar ¾ partes del volumen y poné a funcionar el sistema de agitación y retorno. Mantené el mismo activo. 
 
2) Agregá los productos según el siguiente orden y agitándolos continuamente:
  • Polvos mojables (WP) 
  • Gránulos dispersables (WG) 
  • Suspensiones concentradas (SC) 
  • Concentrados emulsionables (EC)
  • Gránulos solubles (SG) 
  • Líquidos solubles (SL).

3) Completá con agua hasta llegar al volumen final objetivo.

 

Además, recomendamos hacer una prueba de jarra con las mezclas que se usarán en el campo, ya que, al mezclar formulaciones diferentes, interaccionan distintos paquetes adyuvantes que pueden resultar en incompatibilidades.
 
¿Por qué hacer la limpieza del pulverizador cuando se finaliza la tarea en vez de guardarlo con caldo o remanentes?
 
Uno de los motivos principales es evitar problemas de fitotoxicidad por contaminaciones de tanque, ya que el agregado de fitosanitarios puede remover restos de otro fitosanitario y provocar fitotoxicidad. Además, el correcto mantenimiento del equipo, los solventes y otros elementos de las formulaciones de los fitosanitarios suelen generar el deterioro de los componentes del equipo como mangueras o filtros.
 
Por otro lado, las mezclas tienden a perder homogeneidad y eficacia. Cuando se estabilizan por un largo período, éstas se separan en fases siendo en algunos casos irreversibles. Algunas formulaciones se hidrolizan teniendo consecuencias negativas en la eficacia de los productos.
 
Por estos motivos, al momento de planificar una pulverización, se debe realizar el cálculo preciso del caldo para evitar tener una cantidad de remanente excesiva. En caso de quedar remanente, éste debe ser descartado en forma de aspersión dentro del lote donde se realizó la aplicación, así como los enjuagues de la limpieza.
 
¿Cómo realizar un correcto lavado? 
 
Para un correcto lavado de equipo se deben cumplir los pasos del triple lavado. Primero, se debe descartar el remanente de caldo y drenar el tanque por completo. Luego, hay que agregar agua limpia (llenar el 10% del tanque del equipo) y recircular por al menos 5 minutos. A continuación, se debe descartar el contenido en el lote en forma de aspersión, nuevamente agregar agua limpia (llenar el 10% del tanque del equipo) junto con un limpiador (a dosis de marbete) y recircular durante al menos 15 minutos. Debemos repetir el descarte del contenido en el lote, el agregado de agua limpia (10% del tanque del equipo) y dejamos recircular por al menos otros 5 minutos. Por último, volvemos a descartar el contenido en el lote, desmontamos las boquillas y filtros para enjuagar y verificar su estado.
 
Es importante realizar la mezcla de forma correcta para garantizar la eficacia de todos los productos, y hacer una limpieza correcta del tanque al terminar para asegurarnos el funcionamiento correcto de la maquinaria. Esto forma parte de las buenas prácticas agrícolas que mejoran el trabajo en el campo, la rentabilidad de las producciones y cuidan el medioambiente.